Visión

/ Visión / El Filter bubble como impulsor de la postverdad

Free thinking from Grayling people

El Filter bubble como impulsor de la postverdad

9th mayo 2017


En 2011 se publicaba “The filter bubble: What the Internet is hiding from you” con el que su autor, Eli Pariser, abría el debate sobre el funcionamiento de los algoritmos personalizados y su influencia en nuestro conocimiento y entendimiento de la realidad. En ese momento, Google ya llevaba dos años ofreciendo resultados de búsqueda de acuerdo a los comportamientos previos del internauta.

La burbuja del filtro, como se ha venido a traducir al castellano, es un fenómeno que se ha popularizado en los últimos años, siendo adoptado por las principales redes sociales. Ejemplo de ello es el news feed de Facebook. En definitiva, se trata de seleccionar aquellos contenidos o noticias que, de acuerdo con la propia inteligencia artificial de la red y en base a un algoritmo determinado, los motores de búsqueda consideran que son más acordes a los intereses del internauta. Una práctica habitual en el mundo de la publicidad online y denostada por los usuarios pero que, sin embargo, no parece ser tan criticada cuando se aplica a la selección del contenido. Nos molesta si realizamos una búsqueda de un hotel en Almuñecar y durante las dos semanas siguientes las webs que visitamos se cubren de publicidad de hoteles o apartamentos en esa misma zona. No obstante, no parece preocuparnos tanto el hecho de que cuando realicemos una búsqueda sobre un tema determinado, nos salgan como primeros resultados noticias relacionadas con informaciones que ya habíamos consultado o que nuestro perfil de Facebook cada vez nos ofrezca más noticias relacionadas con determinados temas de nuestro interés.

El pensamiento libre y crítico se encuentra bajo amenaza, a merced de un algoritmo controlado desde Silicon Valley que nos ofrece una realidad a nuestra medida, recreando una visión parcial y desvirtuada de la misma. Y es en este contexto donde triunfa el fenómeno de la “postverdad”, palabra del año 2016 según el Diccionario Oxford, y que se entiende como aquella “que se refiere o denota circunstancias en las que los hechos objetivos tienen menor influencia en la formación de la opinión pública que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal”.

El éxito de ambas tendencias se ve alimentado por unos medios de comunicación en decadencia, que se aferran al número de usuarios únicos o clicks como tabla de salvación ante el hundimiento de la inversión publicitaria y el auge de las redes sociales que encubran a blogueros y youtubers a referentes de opinión. Sobre ambos temas han corrido ríos de tinta y copado el debate en distintos ámbitos, siendo nuestro sector uno de los que más ha reflexionado sobre ello por su necesidad de adaptarse a este nuevo entorno.

Como profesionales de la comunicación toca navegar en aguas bravas, tratando de identificar las tendencias que permitirán posicionar los contenidos de nuestros clientes en las primeras posiciones ofrecidas por el filter bubble. Como ciudadanos la tarea es más ardua y compleja, ya que pasa por abandonar la comodidad mental de esta burbuja y postverdad para, nutriéndonos de distintas fuentes de conocimiento, discernir una realidad más cromática y angulosa.


Victoria Camargo

Últimos blogs

15th septiembre 2017


Terrorismo y comunicación ¿nos encontramos ante un caso de éxito?

Puede que estuvieras sentado contemplando el vaivén de las olas en la playa y revisando las últimas actualizaciones en redes, otros quizás acababan de levantarse de la siesta y adormilados miraban...

Leer más

20th abril 2017


De acontecimientos naturales a fenómenos de masas

No podemos pasar por alto que, en una sociedad en la que lo novedoso siempre vende, el tiempo meteorológico es, de manera permanente e inamovible, una noticia de valor e interés, con sección propia...

Leer más

15th marzo 2017


Me he comprado un reloj

Como nativa analógica con casi un cuarto de siglo en activo, primero en prensa y luego en comunicación corporativa, está resultando apasionante vivir en primera persona los cambios que ha traído...

Leer más